domingo, 25 de enero de 2015

Reconvertir unos vaqueros viejos...

Cada vez que me pongo a coser, termino llena de hilos, pelusillas y pinchazos porque me pongo en la camiseta los alfileres y las agujas que voy manejando, por no hablar de que cada vez que necesito la tijera no sé dónde la he puesto y pierdo mucho tiempo en lo que no sea coser...
Un día vi en un blog cómo hacer un mandil (delantal sin peto) para trabajos de jardinería con un vaquero viejo, ya que al tratarse de un material resistente, es muy bueno para llevar encima herramienta de todo tipo aprovechando los bolsillos del pantalón, y le dí una vuelta para convertir aquella idea en un delantal para costura, y de esta forma paliar esas molestias que tanto tiempo me hacían perder.
El resultado, -para ser el primero- ha sido bueno, me saca del apuro y aparentemente ha quedado bastante cuco:

La forma en que lo he realizado es la siguiente:
Partiendo de unos vaqueros inservibles, los he dispuesto sobre la mesa estirados y he comenzado cortando las piernas a la altura de la cadera del mismo.




He comenzado el corte por un lado, y para conseguir el mismo largo en ambos lados, doblamos el pantalon por la mitad y hacemos un pequeño corte a la misma altura del otro lateral, cortando de forma que tracéis una línea recta imaginaria (si os ayuda podéis usar una regla, o dibujando directamente una linea que os ayude a cortar) de tal forma que nos quede como en la última foto:
A continuación, recortamos la parte frontal donde están los botones o la cremallera, dejando intacta la cinturilla.

De esta forma, si vuestra cintura es igual que la del pantalón utilizado, podréis abrocharla directamente utilizando el botón que ya incluye la prenda, aprovechando la cinturilla, o si es varias tallas menor que la vuestra (como es mi caso), se añadirá una cinta a cada lado cosiéndolas para poder atar la parte trasera de nuestro delantal.
Para la parte del peto he utilizado una de las piernas de mi pantalón, cortándola por la mitad y abriéndola para obtener la zona frontal de mi delantal; con la otra mitad he realizado el tirante para el cuello, cortándola en varias secciones y haciendo dos tiras exactas que uniré para poder colgar al cuello.

Tras hacer un dobladillo alrededor de el faldón de mi delantal, tomarme un cafelito para fomentar mi inspiración,......

unir las piezas que tenía cortadas y añadirle unos detallitos a mi diseño, creo haber conseguido una prenda útil para mis tardes de costura y con un toque bastante "chic". (la foto no es muy buena, pero la idea creo que se entiende)

Ahora podré guardar todos los elementos que necesito a la hora de coser sin perder ninguna herramienta y sin lastimarme por haberme pinchado accidentalmente. ¿que os ha parecido? ¿os atrevéis a hacer el vuestro? Adelante!!