martes, 6 de enero de 2015

Pastillas de la felicidad...

Este año, por circunstancias, he decidido regalar a mis familiares y seres más queridos "las pastillas para la felicidad", un pequeño detalle DIY en los que he aprovechado para reciclar unos botellines de zumo en cristal que me parecían una cucada.
Todos necesitamos una "pildorita" que de vez en cuando nos quite las penas, o nos haga olvidar temporalmente una situación, ya sea personal, económica o familar. En este caso creo que el chocolate junto con una dosis de buenas vibraciones y buena energía, son grandes candidatos para ayudarnos.Por eso las he rellenado con m&ms, conguitos y lacasitos. Una mezcla explosiva!!
He tomado el botellín de zumo, y tras lavarlo a alta temperatura en el lavavajillas para eliminar cualquier olor, he pintado el tapón con spray, para tapar el logo y unificar el diseño. 



Después diseñé unas etiquetas adhesivas con el nombre: "happy pills" y una segunda etiqueta con unas indicaciones, posología y composición que le saquen una sonrisa a cualquiera...(Las medida es para imprimir en etiquetas Apli 01275), y podéis descargarlas aquí (etiqueta delantera) y aquí (etiqueta trasera).


Para rellenarlas con los chocolates, me he ayudado de un embudo realizado con papel, a modo de cucurucho y de esta forma no manipular esta valiosa "medicina", que alegrará más de una mañana de lunes... 





Para finalizar la presentación de estas "mágicas pildoritas", he realizado unos pequeños saquitos de arpillera, y cerrando con una simple cuerdecita y una lazada, el resultado ha sido bastante cuqui: ¿qué os parece a vosotros?