viernes, 23 de enero de 2015

Reciclando botellas de vino

Hace unos días publiqué unos graciosísimos jarrones que diseñé con unos botellines de cerveza, los cuales iban adornados con unas ramitas secas de árboles y unos pequeños pompones de fieltro. 

Hoy he decidido reciclar unas botellas de vino pequeñas (se puede hacer con las grandes también); pero en esta ocasión he elegido un par de ellas de menor tamaño (para que os hagáis una idea son las que te regalan en las bodas de recuerdo). 

He realizado dos versiones muy distintas pero igual de resultonas: Una la he pintado con spray blanco mate y he cubierto el cuello de la misma con washi-tape de tela, y la otra la he decorado con cuerda de pita, aplicando cola blanca escolar en la botella y he ido enrrollando poco a poco el cordel para dejarla completamente forrada. (como la cola seca en seguida, el trabajo es muy rápido)
Esta última idea de la cuerda la he sacado de una persona super creativa que conocí este verano, y había diseñado ella misma todos los centros de mesa del día de su boda. Gracias por la genial idea, Angela!!!

Y finalmente este es el resultado de mis nuevos "jarrones" super decorativos, y realizados con elementos 100% caseros y reciclables. ¿qué opción os gusta más? Yo no se por cuál decidirme...